El F. C. Barcelona ha tenido, contando al actual, un total de 50 entrenadores de fútbol a lo largo de su historia. El primer entrenador que tuvo el club fue el inglés John Barrow, que dirigió al equipo 19 partidos en 1917. Hasta 1917 el club no tuvo entrenador. Era práctica habitual en los equipos de fútbol que, hasta mediados los años 1910, la plantilla fuese confeccionada por el presidente y la junta directiva, que decidían las altas, las bajas y, en la mayoría de los casos, las alineaciones de los partidos. Los entrenamientos, que en aquella época eran pocos pues el fútbol no era profesional, solían autogestionarlos los propios jugadores.

Como John Barrow, la mayoría de entrenadores que ha tenido el F. C. Barcelona han sido extranjeros. De los 50 entrenadores del club, tan sólo 23 han sido españoles (15 de ellos catalanes). En la mayoría de los casos, los entrenadores españoles han sido ex-jugadores del club que accedieron al cargo tras el cese del entrenador titular. Tan sólo se han dado cinco casos de entrenadores españoles que no hubiesen vestido previamente la camiseta del club como jugador: Enric Rabassa, Enrique Orizaola, Laureano Ruiz, Luís Aragonés y Lorenzo Serra Ferrer.

Las nacionalidades principales de los entrenadores no españoles han sido la inglesa (7 técnicos), neerlandesa (4), argentina (3) y húngara (3). El club también ha tenido dos entrenadores alemanes, dos serbios, un austriaco, un eslovaco, un francés, un irlandés, un italiano y un uruguayo. Sólo ha habido cuatro entrenadores no europeos en la historia del club: tres argentinos (Helenio Herrera, Roque Olsen y César Luís Menotti) y un uruguayo (Enrique Fernández).

El técnico más longevo fue Johan Cruyff, que se mantuvo ocho años consecutivos en el cargo, entre 1988 y 1996. Cruyff es, además, el entrenador que ha dirigido al equipo en más partidos (602), y el que más títulos ha conseguido. El segundo técnico más longevo fue el inglés Jack Greenwell, que dirigió al equipo en 492 partidos, en dos períodos distintos, entre 1917 y 1924, y entre 1931 y 1933. El tercer entrenador en número de partidos dirigidos es el neerlandés Rinus Michels, que dirigió al equipo en 361 en dos etapas: entre 1971 y 1975, y entre 1976 y 1978.

Otro destacado entrenador fue el holandés Frank Rijkaard, quien se desempeñó al frente del cargo desde junio de 2003 a mayo de 2008. Con un estilo ofensivo ha desempeñado una destacada labor, conquistando dos Ligas, dos Supercopas de España y la Liga de Campeones en la temporada 2005-2006, la segunda en toda la historia del club. El 8 de mayo de 2008, la directiva del equipo anunció la destitución del entrenador Frank Rijkaard una vez concluida la temporada, el próximo 30 de junio, un año antes de la finalización de su contrato, siendo sustituido por el entrenador del equipo filial Josep Guardiola.

El día 5 de junio del 2008, Josep Guardiola fue presentado oficialmente como Director Técnico del F. C. Barcelona. Luego de que el 8 de mayo del 2008 la junta directiva del club catalán anunció que Pep Guardiola tomaría las riendas del conjunto a partir del 30 de junio, Pep formalizó el acuerdo en las instalaciones del Barça el 5 de junio del 2008. Guardiola hizo historia al conseguir el "sextete" (Copa, Liga, Champions, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) en su año de debut en el banquillo del equipo.

El estadio del F. C. Barcelona es el Camp Nou, propiedad del propio club. Inaugurado en 1957, tiene una capacidad de 99.354 espectadores, todos sentados. Es uno de los cuatro estadios de España catalogado como "Estadio Cinco Estrellas" por la UEFA, lo que lo habilita para acoger finales de la Liga de Campeones, Supercopa de Europa y Copa de la UEFA, como ha sucedido en 15 ocasiones. Se encuentra en el barrio de Les Corts de Barcelona, junto a otras instalaciones del club, como el Mini Estadi (estadio del Barcelona B) y el Palau Blaugrana, cancha del equipo de baloncesto. En las instalaciones del Camp Nou se encuentra el Museo del F. C. Barcelona, el museo más visitado de Cataluña.

Al principio de su fundación, el 29 de noviembre de 1899, el FC Barcelona, no disponía de estadio propio. Debido a no tener terreno de juego de su propiedad, el FC Barcelona tiene que jugar sus partidos como equipo local en terrenos de juego ajenos, desde el primer partido inaugural como club el 8 de diciembre de 1899 hasta que el 14 de marzo de 1909 disputa su primer partido como local en campo propio, en el Campo de la calle de la Industria. Esta falta de estadio propio, le obliga a jugar en diferentes estadios en los que se tiene que mudar debido a diferentes circunstancias y en los cuales permanece en algunos durante unos años y en otros solamente en algunos partidos. Se pueden contar seis estadios diferentes antes de tener estadio propio.

Su primer estadio fue el ex Velódromo de la Bonanova en el año 1899, el segundo estadio fue el Campo del Hotel Casanovas en el año 1900, el tercer estadio fue La Plaza de las Armas en el año 1901, el cuarto estadio fue el de La Carretera de Horta entre los años 1901 y 1905, el quinto estadio fue el de La Calle Muntaner entre los años 1905 y 1909 y el sexto estadio fue el Campo de la Fuxarda, donde se jugaron en el año 1909 solo dos partidos antes de pasar al estadio propio del Campo de la calle de la Industria Con anterioridad al Camp Nou, el F. C. Barcelona tuvo dos estadios, también de su propiedad. Entre 1909 y 1922 jugaba en el Campo de la calle de la Industria de Barcelona, vulgarmente llamado La Escopidora, con una capacidad de 6.000 espectadores, aunque las cifras de la época no eran muy precisas y el primero en Barcelona, que dispuso de una tribuna de dos pisos, que despertó admiración en aquel tiempo, en la ciudad.

Una de las versiones acerca de la etimología de la palabra "culés" procede del estadio de la calle de la Industria, pues las gradas permitían ver desde fuera del recinto las posaderas de los aficionados. Entre 1922 y 1957 disputó sus partidos en el Campo de Les Corts, inaugurado para acoger a 30.000 espectadores, y que llegó a tener una capacidad de 60.000 personas. El Campo de Les Corts, fue el campo donde el FC Barcelona el 24 de septiembre de 1926, empezó a jugar como local en campo de hierba, cuando lo había hecho hasta la fecha en campo de tierra.

A expensas de los permisos urbanísticos municipales, está prevista la remodelación del estadio que se iniciará en el último tercio de 2008 y se prevé su finalización para el año 2012. El arquitecto asignado ha sido el británico Norman Foster, quien resultó vencedor tras un concurso en el que sólo diez proyectos llegaron a ser finalistas. Sir Norman Foster dijo haberse inspirado en Gaudí para crear la nueva piel que envolverá al estadio. La Presidencia del F. C. Barcelona y el Colegio de Arquitectos de Cataluña fueron el jurado encargado de escoger el proyecto vencedor.

La remodelación se basa en poner al día un estadio que cuenta con más de 50 años y crear una cubierta para proteger a los espectadores de las inclemencias metereológicas.Los requisitos fundamentales eran: ocasionar las mínimas molestias a los socios, que la remodelación fuera compatible con la competición deportiva y que se ciñera a un presupuesto determinado. Así como la creación de un diseño atractivo, moderno y funcional.

En mayo de 2010 informa la prensa escrita que el proyecto de remodelación del Camp Nou por Norman Foster, que presentó en septiembre de 2007, puede quedar en el olvido y ser reconsiderado por otro proyecto de remodelación.

En el último día de campaña electoral, 11 de junio de 2010, antes de ser elegido Sandro Rosell dos días después presidente del FC Barcelona, dos miembros de su equipo, Jordi Moix y Jordi Cardoner, presentaron el proyecto Espai Barça, en castellano, Espacio Barça, dentro del cual entre otras obras queda englobado el nuevo modelo de reforma del Camp Nou, según aparece en una noticia en la web del club. El proyecto Espai Barça para su ejecución dependerá de ser aprobado en la asamblea de compromisarios, ya que según Rosell: "El socio es el dueño del club y por tanto la asamblea determinará si esta propuesta sigue adelante ".

También la prensa escrita informa aproximadamente en las mismas fechas que no se llevará a cabo el proyecto Foster y sobre el proyecto Espai Barça se informa de una valoración de coste global de 150 millones de euros. El Camp Nou se remodelará interiormente, mejorando la accesibilidad, cubriendo las graderías y ampliándolo con más asientos. Esta reforma destinará una partida de 30 millones de euros del coste del proyecto. Las obras en caso de que se aprobase el proyecto, se prolongarían entre seis a ocho años.